COLECCIÓN VINTAGE

TAG HEUER S/EL

RESUMEN

Heuer comenzó su aventura con los relojes de buceo en 1978 con la relativamente sencilla serie 1000. Los relojes de buceo permitieron que la compañía se sobrepusiese a las difíciles condiciones económicas globales y de la industria, y su continuidad quedó garantizada cuando Techniques d’Avant Garde adquirió Heuer el 1 de enero de 1986. Esto supuso el capital y el liderazgo que posicionarían a TAG Heuer para triunfar durante el resto del siglo XX y entrar con fuerza en el siglo XXI.


Al ser la primera colección desarrollada y comercializada por TAG Heuer, el reloj S/el fue posicionado como el producto estrella del catálogo de TAG Heuer, demostrando que los relojes de buceo de la empresa no solo le habían servido para sobrevivir, sino que habían evolucionado para convertirse en modelos que representaban lo mejor del universo deportivo y de la elegancia.


Con el paso de los años, la colección S/el comprendía una amplia gama de relojes y cronógrafos con una gran variedad de estilos y tamaños. Aunque el brazalete en sí mismo es considerado un icono de diseño en la historia de la firma, la colección contaba con numerosos cronógrafos y relojes de estilos variados, desde sencillos modelos de tres agujas a los modelos analógicos y digitales más complejos, capaces de realizar mediciones de centésimas de segundos. Más que representar la evolución del reloj de buceo y la supervivencia de la empresa, la colección S/el pronto pasaría a ser la colección Link, que sigue siendo una parte vital del catálogo de TAG Heuer en la actualidad.

En 1982, Jack Heuer, director de la cuarta generación de una empresa familiar con 120 años de experiencia, vendió la compañía a un consorcio que incluía a Nouvelle Lemania, pero su propiedad puede considerarse como algo pasajero. El 1 de enero de 1986, Techniques d’Avant Garde (“TAG”) adquirió Heuer, lo que originó el nombre y el logotipo TAG Heuer, que continúa en nuestros días. TAG Heuer presentaría su colección Formula 1 en marzo de 1986, pero la colección S/el (Sports/elegance), lanzada en 1987, sería la primera colección desarrollada y registrada bajo la bandera de TAG Heuer. 


La colección alcanzaría un gran éxito durante la década de los años 1990, pero cambiaría su nombre al de "Link" en 1999. En consecuencia, la colección S/el se erige como la primera colección que estrenaría TAG Heuer y que continúa en el catálogo hasta la fecha.

EL ORIGEN DEL S/EL

El nombre de la colección "S/el" procede de "Sports Elegance" y fue designado por el mismo hombre que anteriormente diseñó la serie 2000 para Heuer, Eddie Schopfer.

Esta colección fue una de las primeras series de relojes ideadas incorporando explícitamente las "seis características clave" que definirían los relojes de buceo de TAG Heuer en la década de los años 1990:


  1. Estanqueidad hasta los 200 metros
  2. Corona enroscada
  3. Brazalete con doble cierre de seguridad
  4. Bisel giratorio unidireccional
  5. Cristal de zafiro
  6. Esfera, agujas y bisel con marcadores luminiscentes

Gracias a estas características clave, presentes en la serie 4000 de la misma década, TAG Heuer logró brindar un aspecto distintivo a sus relojes.   


La estrategia de TAG Heuer con la nueva colección S/el era llevar la gama de relojes de buceo a un nivel superior, situando estos relojes por encima de los principales modelos de TAG Heuer de la época: las series 1000 y 2000 y la colorida colección Formula 1. La idea detrás de la colección era que estaba "diseñada para que sus relojes pudiesen llevarse con un traje de buceo o un smoking" y, hasta la llegada de la serie 6000 a mediados de la década de 1990, fue el buque insignia del catálogo de TAG Heuer.

DISEÑO

Aunque muchos elementos de los primeros modelos S/el seguían el estilo de los anteriores relojes de buceo, la colección S/el tenía una característica definitoria que se reconocía al instante: el brazalete. De hecho, bastaba con ver un solo eslabón para identificar el reloj. Cada eslabón estaba compuesto por dos eslabones curvos, lo que contribuyó a que el modelo resultase excepcionalmente cómodo.  


En cierto sentido, la caja del S/el se diseñó específicamente para adaptarse al brazalete, con los propios eslabones como piezas finales, y las cajas de los primeros modelos no eran compatibles con las correas tradicionales de piel. El S/el era una pieza única de diseño integrado, con la caja del reloj y el brazalete en perfecta sintonía.


Además, el resto de elementos del reloj continuaban con este aspecto suave y orgánico, que contrastaba con los bordes más cuadrados de la gama TAG Heuer de la época. El bisel presentaba un acabado de dientes de sierra, mientras que la caja y el brazalete podían contar con múltiples acabados, siendo la combinación de acero inoxidable y chapado en oro el aspecto característico de la época.


La esfera y las agujas eran relativamente convencionales, con las agujas Mercedes que podían encontrarse en el resto de relojes del catálogo.

LA GAMA TAG HEUER S/EL

La colección permaneció en el catálogo de TAG Heuer desde 1987 hasta 1999 y, durante estos once años, hubo siete gamas principales:

  • Relojes S/el de cuarzo
  • Cronógrafos S/el de cuarzo
  • Cronógrafos S/el digitales
  • Relojes S/el automáticos
  • Cronómetros S/el automáticos
  • Cronógrafos S/el automáticos
  • Serie S/el de piel.

RELOJES S/EL DE CUARZO

El S/el se lanzó como una gama de relojes de cuarzo, con el reloj de tres agujas como protagonista. Siguiendo el planteamiento de TAG Heuer en aquella época, se optó por tres tamaños (masculino, mediano y femenino) y por varias opciones de esfera, incluida una con números romanos. También había cajas de acero inoxidable, modelos bimetálicos de acero inoxidable con chapado en oro, y variantes poco frecuentes de oro y acabados negros. La correa de piel utilizada para el S/el tenía un eslabón especial en el extremo, para ajustarse a la caja de forma única.  


En consonancia con su posicionamiento como reloj de alta gama en el catálogo de TAG Heuer, el S/el fue el primer reloj de la marca en hacer un uso extensivo de los acabados en contraste. Por ejemplo, el modelo de esfera blanca contaba con una caja de acero arenado con bisel pulido y eslabones pulidos y mate en contraste.


Las primeras esferas llevaban la inscripción "200 meters", pero en torno a 1990, las esferas se actualizaron, integrando además el texto "Professional". Curiosamente, el nombre de la colección "S/el" nunca llegó a aparecer en la esfera de ninguno de los relojes, siendo el brazalete el elemento más identificativo de la colección. 


La gama de relojes de cuarzo se renovó en 1995/6 con la esfera en dos niveles de la gama automática, como se observa a continuación.


Este fue uno de los pocos cambios que sufrió el reloj S/el durante su trayectoria, ya que el reloj de tres agujas siguió formando parte de la gama S/el hasta 1999.

CRONÓGRAFOS S/EL DE CUARZO

En 1990, la colección S/el fue ampliada con los cronógrafos de cuarzo, dotados de una precisión de décimas de segundo y de un contador a las 2 horas. El diseño fue dictado por el movimiento ETA 251.262, que tenía esta disposición "2-6-10", con los dos contadores superiores situados más arriba de lo habitual, por encima de la línea media de la esfera. El realce interior presenta una escala taquimétrica, lo que confiere a estos modelos una mayor profundidad visual en comparación con las variantes de tres agujas.


Todos los modelos cronógrafo cuentan con la inscripción "Professional" en la esfera y con un marcador "double baguette" a las 12 horas.


En 1997, el cronógrafo de cuarzo se renovó, incorporando anillos metálicos alrededor de cada subesfera y un triángulo que sustituía a los marcadores "double baguette" de las 12 horas. Estos cronógrafos S/el de segunda generación suelen ser difíciles de encontrar, ya que solo se fabricaron durante un breve periodo de tiempo.

CRONÓGRAFOS DIGITALES S/EL DE CUARZO

En las décadas de los años 1970 y 1980, Heuer había producido numerosos relojes con funciones digitales y analógicas. En 1990, TAG Heuer prolongó este planteamiento en el S/el, añadiendo dos pequeñas ventanas digitales a las 4 y a las 8 horas. El cronógrafo digital de cuarzo S/el ofrecía una precisión de centésimas de segundo y se convirtió en el favorito del campeón de Fórmula 1 Ayrton Senna, que llevaba un modelo bimetal con esfera de color crema (referencia S. 25706C).


La esfera de estos modelos era excepcional e incorporaba una escala de centésimas de segundo, la cual era indicada mediante una aguja colocada en el piñón central. El cronógrafo digital se dejó de fabricar hacia 1998.

RELOJES S/EL AUTOMÁTICOS

La gama S/el se vería reforzada por un modelo automático en 1991, año en el que TAG Heuer comenzó a introducir más opciones mecánicas en sus colecciones. Además, la firma implantó un novedoso diseño de esfera: estampada y con una disposición en dos niveles. En un principio solo estaba disponible en la gama automática, pero con el tiempo se extendió a los modelos de cuarzo.La gama de relojes automáticos desapareció en 1995, sustituida por la línea S/el de piel.

CRONÓMETROS S/EL

Paralelamente al lanzamiento del reloj automático, TAG Heuer presentó una versión cronómetro del S/el, que estaría disponible con la misma esfera estampada de dos niveles. Estos cronómetros, numerados individualmente y con fondo de caja estampado, representaban los modelos superiores de la colección S/el.


El diseño se perfeccionó en 1997, cuando se presentó la segunda generación del cronómetro S/el con todas las esferas (independientemente del color) con dos niveles, el logotipo TAG Heuer monocromo, números a las 6 y a las 9 horas, y un marco blanco en la ventana de la fecha. También se añadieron nuevos colores de esfera, como el azul oscuro (referencia WG 5114) y el negro (WG 5211).


El cronómetro formó parte de la colección S/el desde su lanzamiento en 1991 hasta el momento en el que cambió su nombre por el de colección "Link" en 1999.

SERIE S/EL DE PIEL

La particularidad de la colección S/el residía en el estilo único de brazalete utilizado en los relojes, ya que la propia caja había sido diseñada para ajustarse a dicho brazalete. Pensando en aquellos usuarios que preferían las correas de piel, TAG Heuer también presentó una correa especial que contaba con eslabones en los extremos y que se adaptaba a la caja del S/el.


Entre 1994 y 1995, TAG Heuer lanzó una serie S/el de piel cuyas cajas se modificaron para incluir asas más tradicionales que pudieran adaptarse a las correas de piel convencionales. La serie S/el de piel contaba tanto con modelos mecánicos como de cuarzo, y TAG Heuer propuso correas en una amplia gama de colores vivos.


Así, los modelos de la serie S/el de piel sustituyeron a los relojes automáticos S/el convencionales. Esta serie se fabricó hasta 1998, año en el que las correas de piel volvieron al estilo de un solo eslabón de los primeros S/el.

CRONÓGRAFOS S/EL AUTOMÁTICOS

El regreso al ámbito mecánico de TAG Heuer continuó en 1996 con la presentación del cronógrafo S/el automático. La mayoría de estos modelos presentaban una esfera de dos secciones con acabados "azuleados" tanto en el centro de la esfera como en el interior de los tres registros. Al igual que el cronómetro de segunda generación, estos relojes contaban con el logotipo TAG Heuer aplicado.

MOVIMIENTOS

Aunque se han utilizado diversos movimiento en toda la gama, especialmente en los modelos más pequeños de mujer, los principales movimientos empleados en la gama masculina son los siguientes:


Cuarzo

– Reloj: ETA 955.112

– Cronógrafo: ETA 251.262

– Cronógrafo analógico/digital: ETA 251.265


Modelos mecánicos

– Cronómetro automático: ETA 2892 (Calibre 7 en la actualidad)

– Cronógrafo automático: ETA 7750 (Calibre 16 en la actualidad)

EDICIONES ESPECIALES S/EL

Como modelo insignia del catálogo de TAG Heuer desde finales de la década de 1980 hasta la de 1990, es natural que la colección S/el fuera la predilecta para las ediciones especiales, para los equipos que participan en la Fórmula 1 y otros deportes de motor, así como en las regatas.  


La edición especial del cronógrafo S/el, diseñada para el equipo West McLaren Mercedes, presentaba un movimiento automático con registros negros que contrastaban con la esfera blanca. La escala taquimétrica del bisel interior negro está marcada con números rojos y blancos.

En 1998, TAG Heuer produciría otra edición especial para McLaren, un cronógrafo de cuarzo (referencia CG1117). Existen dos versiones de este modelo: una con las firmas de Ron Dennis, Mika Hakkinen y David Coulthard en el fondo de caja, y una segunda variante que incorporaba la firma de Norbert Haugh, jefe de la división de automovilismo de Mercedes.

Otra edición especial del S/el fue la de Jo Siffert, lanzada en 1996 para conmemorar el 25 aniversario de la muerte del héroe suizo de la Fórmula 1. Precisamente Jo Siffert fue el primero en incorporar el logotipo de Heuer en su vehículo a finales de la década de 1960, y se le identifica con el escudo de Heuer en su mono de piloto y con una versión del cronógrafo automático Autavia con esfera blanca en su muñeca. El cronógrafo contaba con la firma de Siffert de color rojo en la oscura esfera, así como con una escala taquimétrica en el bisel interior. Esta edición especial estaba equipada con un movimiento automático y contó con una producción limitada a 200 unidades. 


El reloj incluye la inscripción “Serie Limitee en Memorie de Jo Siffert” (serie limitada en memoria de Jo Siffert) grabada en el reverso.

Dejando a un lado el automovilismo, se lanzó una edición limitada del S/el (referencia WI1111) de tan solo 500 unidades para Chris Dickson con motivo de la Copa América de 1996.