CIERRES

"La seguridad, lo primero."

La mayor parte de nuestros brazaletes incorporan un diseño de doble cierre de seguridad que evitan que pierda el reloj incluso aunque el brazalete se abra accidentalmente. Algunos de nuestros modelos con correa de piel presentan una hebilla ardillón que le permite que se quite y se ponga el reloj con total facilidad sin dañar la correa. TAG Heuer somete a todos sus cierres a una serie de duras pruebas para asegurarse de que jamás fallarán con el tiempo por efecto de uso diario y jamás, bajo ninguna circunstancia, se abrirán.