VINTAGE HEUER KENTUCKY

COLECCIÓN VINTAGE

HEUER KENTUCKY

RESUMEN

La colección Kentucky es única dentro de los cronógrafos vintage Heuer. Aunque pensemos que los cronógrafos Heuer de las décadas de 1960 y 1970 estaban asociados al automovilismo, el Kentucky estaba conectado con un uso popular de los cronómetros y cronógrafos Heuer de finales del siglo XIX: cronometrar carreras de caballos. Fue esta conexión la que aportó a los cronógrafos y relojes Kentucky su exclusiva forma de herradura.


La colección Kentucky constituyó un punto de inflexión en la historia de la marca Heuer, siendo la primera gran colección de cronógrafos impulsada por el movimiento Valjoux 7750, en vez de por el anterior automático Chronomatic (Calibre 12). Esta colección también tenía la mirada puesta en el futuro, con una gama de modelos impulsados por cuarzo, algunos con agujas tradicionales y algunos solo con pantallas digitales para sus retrasos

Pese a que la mayoría de los cronógrafos clásicos de Heuer de los años 1960 y 1970 se crearon con una fuerte identidad automovilística, hubo algunas excepciones, como el Heuer Kentucky. Dado que Heuer se enfocó en aumentar las ventas en su mayor mercado, el Kentucky era uno de los múltiples modelos nombrado en honor a ubicaciones norteamericanas (Daytona, Memphis, Manhattan, Pasadena, Montreal), con el Camaro y el Easy Rider evocando también el imaginario norteamericano. Aun así, nombrar una colección de cronógrafos y relojes en honor al núcleo de las carreras de caballos era legítimo para Heuer, como muchos de los primeros cronómetros y cronógrafos portátiles del siglo XIX, diseñados y utilizados para el "deporte de los reyes".


Presentado en el 1977, el cronógrafo Kentucky también marcó el inicio de la transición de Heuer de la línea de movimientos Chronomatic (Calibre 12) a los movimientos Vajoux 7750, siendo la primera gran colección de cronógrafos mecánicos de Heuer desde 1969 que no utilizaba el movimiento Chronomatic de Heuer. La serie de movimientos Valjoux 7750 dominó la industria relojera suiza, y el movimientos y sus sucesores tendría una larga historia con Heuer, con el movimiento siendo usado hasta el día de hoy, pero ahora con el nombre Calibre 16.

DISEÑO


En su autobiografía, Jack Heuer describe el contexto del diseño del Kentucky:

"Habíamos diseñado la caja para el Kentucky en la forma de una herradura, por lo que el modelo atraería a otro segmento de clientes al que nos dirigíamos, los aficionados a los caballos, y su nombre fue elegido para evocar el Derby de Kentucky. Personalmente, creo que esta caja era uno de los mejores modelos para cronógrafo que habíamos diseñado hasta ese momento".

CAJA


Si observamos de cerca la caja del Kentucky, apreciamos que lo que parece ser una relativamente sencilla forma de herradura es, en realidad, un intrincado diseño, tal y como demuestran las fotos de perfil expuestas a continuación. La parte superior de la caja, hacia la posición de las 12, comparte la misma forma redondeada "suave" del Daytona (también presentada en 1977), pero a medida que se desplaza hacia la parte inferior de la caja, las curvas desaparecen en una cuña abrupta y angular.


El efecto general le aporta a la caja la forma de herradura que concuerda con el nombre, con el logotipo de Heuer montado sobre la faceta inferior de la caja, adyacente al eslabón superior del brazalete, en vez de a la esfera. La caja se completa con dos tornillos en la parte inferior de la caja superior, una combinación que da al Kentucky un aspecto único.

ESFERA


Hay dos esferas analógicas Kentucky, muy diferentes la una de la otra.


La esfera de cronógrafo presenta el diseño familiar del movimiento Valjoux 7750, con contadores a las 12 (minutos del cronógrafo), a las 6 (horas de cronógrafo) y a las 9 (segundero), y ventanilla de calendario a las 3. Presenta una serie individual de puntos luminosos, ubicados en el interior de los marcadores de horas acortados y escala taquimétrica en el realce. Con el escudo Heuer ubicado en la caja, el Kentucky es el único cronógrafo de esta época que presenta el nombre Heuer en la esfera. Las agujas principales que indican la hora (horas y minutos) presentan una forma rectangular relativamente estrecha, con inserciones luminosas y pintadas, y combinan con el estilo de los marcadores de horas.


La esfera de cuarzo es relativamente convencional, con el nombre "Kentucky" en la parte superior, sobre el escudo Heuer, con "QUARTZ" escrito en la parte inferior de la esfera, sobre la ventanilla del calendario. Las agujas rectangulares estrechas son típicas de las utilizadas por Heuer a finales de los 1970 y se combinan con marcadores de horas aplicados a juego. La esfera de cuarzo presenta puntos luminosos dobles, un grupo en el borde exterior de los marcadores de horas y otro montado sobre el realce.

LA SERIE HEUER KENTUCKY


La serie Heuer Kentucky consiste en tres amplios tipos de modelos: cronógrafo automático, reloj de cuarzo analógico (con agujas que indican la hora tradicionales) y cronógrafo de cuarzo digital (con pantallas LCD); todos los modelos comparten el mismo estilo de caja.


CRONÓGRAFO AUTOMÁTICO


La página siguiente es del catálogo de Heuer de 1978 y muestra las cuatro opciones en la gama de cronógrafos: dos modelos de acero inoxidable (esfera negra o azul) y dos modelos bimetálicos (oro y acero, esfera plateada o negra).

KENTUCKY 750.703B

Este modelo cuenta con una esfera azul en una caja de acero inoxidable.

KENTUCKY 750.705G

Este modelo presenta una esfera gris en una caja bimetálica (acero inoxidable y oro).

KENTUCKY 750.705N

Este modelo presenta una esfera negra en una caja de acero inoxidable, con detalles dorados.

Kentucky 750.703N

Este modelo cuenta con una esfera negra en una caja de acero inoxidable.

CUARZO ANALÓGICO


En el momento en el que se presentó el Kentucky, el impacto de los relojes de cuarzo era claramente percibido por las marcas relojeras suizas, y muchos de los nuevos relojes presentados por Heuer ofrecían versiones de cuarzo. El Kentucky no fue la excepción, vendiéndose tanto modelos analógicos (agujas tradicionales) como modelos de cuarzo con indicación digital.

KENTUCKY 361.705G

Este modelo presenta una esfera gris con detalles y agujas dorados, y detalles dorados en la caja.

KENTUCKY 361.705CH

Este modelo presenta una esfera champagne con detalles y agujas dorados, y detalles dorados en la caja.

KENTUCKY 361.705N

Este modelo presenta una esfera negra con detalles y agujas blancos, y detalles dorados en la caja.

CUARZO DIGITAL


Hay dos versiones del cronógrafo Kentucky que presentan indicaciones digitales (es decir, no había agujas que indicaran la hora). Ambos de estos relojes muestran "Assembled in Switzerland" ("Montado en Suiza", en español), ya que el módulo para el movimiento digital se fabricaba en los Estados Unidos.


La referencia 105.703 cuenta con una única pantalla LCD, que muestra la hora del día y que también se usa para las funciones de cronógrafo. El usuario pulsaba un botón para consultar el día, el mes y la fecha. 


La referencia 102.713, fabricada en cantidades más limitadas, contaba con dos pantallas LCD: la superior mostraba la hora del día y las funciones de cronógrafo básicas, la inferior proporcionaba los tiempos de vuelta (fracciones). HEUER KENTUCKY 102.713

HEUER KENTUCKY 105.703

MOVIMIENTOS


Anunciado en 1973 con relojes lanzados el año siguiente, el Valjoux 7750 es una de las leyendas de la relojería suiza. Todas las versiones mecánicas del Kentucky utilizan el modelo Valjoux 7750, con el Kentucky siendo el primer cronógrafo de Heuer en ser impulsado por este movimiento.


Los relojes Kentucky con indicaciones de cuarzo analógicas (agujas que indican la hora) usan el módulo ESA 9362, un movimiento que Heuer también utilizó en otros modelos de cuarzo con tres agujas de la misma época (Carrera, Verona, etc.).


Hay otras dos versiones del Kentucky con indicaciones digitales que utilizan dos movimientos diferentes. El Kentucky con una sola pantalla usaba el Calibre 105 de Heuer mostrado a continuación.

EL BRAZALETE KENTUCKY


El brazalete en el Kentucky está integrado en la caja, siendo el mismo estilo utilizado en los modelos Chronosplit y Manhattan. Dado que el Kentucky no presenta asas tradicionales, los propietarios no pueden sustituir la correa de piel.


Era difícil para Heuer fabricar el brazalete integrado para el Kentucky. Jack Heuer cuenta esta historia en su libro:


"En 1977, nuestra producción se vio gravemente afectada cuando dos de nuestros proveedores esenciales se declararon en quiebra de forma inesperada... El otro proveedor que también quebró fue La Centrale, un creador de cajas de renombre en Biel. Durante años, habían estado entre nuestros proveedores habituales y acabábamos de encargarles la producción de cajas para nuestro nuevo cronógrafo Kentucky... El tribunal de quiebras nos autorizó la recuperación de todas las cajas Kentucky semiacabadas. Nunca olvidaré cómo uno de mis directores y yo entramos en la sombría y tapiada fábrica de La Centrale para recoger las cajas. Fue una visita a la fábrica escalofriante y muy desmoralizadora. A continuación, llevamos aquellas cajas semiacabadas a otro de nuestras creadores de cajas y les rogamos que las terminaran. Por supuesto, no les agradó la idea, pero insistimos y, finalmente, aceptaron.


Cuando finalmente recibimos las cajas terminadas, descubrimos un fallo que causaba que el brazalete integrado se desprendiera con facilidad de la caja y tuvimos que devolver bastantes cajas. Por consiguiente, realizamos un número limitado de versiones del cronógrafo Kentucky, ahora muy solicitadas por los coleccionistas. Además, utilizamos la misma caja para albergar un sencillo movimiento de cuarzo digital, así podíamos contar con un reloj de cuarzo más económico en nuestra gama".