JENSON BUTTON EL CABALLERO

UN CAMINO SINGULAR HACIA EL ÉXITO

"Hagas lo que hagas, sea cual sea tu trabajo o el deporte que practiques, si deseas lograr algo con la intensidad suficiente, lo lograrás.

Antes de Jenson Button, los pilotos con su encanto y su aspecto de galán no eran tomados en serio. Se consideraba que carecían de la seriedad, la fortaleza mental y la determinación que hacen falta para abrirse paso entre la multitud y tomar la corona. Desde su irrupción, los pilotos se juzgan por una cualidad que él también posee: su disposición al triunfo y su capacidad para no ceder jamás ante la presión.

...IGUAL QUE TAG HEUER

Jenson Button es el piloto más fino de la Fórmula 1, dotado de una gran inteligencia de conducción y de una misteriosa habilidad para negociar hasta la más difícil de las curvas.
Jenson demostró sus cualidades ya desde sus inicios en el karting a los 8 años, y también cuando ganó su primer Gran Premio en 2006, o cuando encadenó seis victorias seguidas en las primeras siete carreras de la temporada de 2009 y se convirtió en campeón mundial con su impecable estilo de conducción,

su dominio perfecto del cambio de marchas y su elegante control del acelerador. Aún las demuestra cada vez que se pone al volante de su McLaren Mercedes de 750 CV y lo catapulta a velocidades de hasta 320 km/h. Ahora, en su 15.º año en la Fórmula 1, con 15 victorias y 50 podios en su haber, se ha convertido en uno de los pilotos más inteligentes del circuito, y también en uno de los más experimentados tras haber tomado la salida en 250 Grandes Premios, la tercera marca en la historia de este deporte. Se mantiene en la cima de su especialidad gracias a que trabaja más duro que sus competidores más jóvenes y, para descargar tensiones, participa en un triatlón tras otro. Jenson, al igual que TAG Heuer, rompe moldes, rechaza los límites y jamás cede ante la presión.

LEER MÁS

EMBAJADORES

TAG Heuer lleva más de 150 años superando con éxito todos los retos a los que se ha enfrentado. La Manufactura ha puesto en entredicho las convenciones tradicionales de la industria relojera suiza, lo que le ha permitido alcanzar los más altos niveles de precisión y rendimiento. Estableciendo sus propias reglas, escogiendo su propio camino sin dejar nunca de avanzar, sin realizar la menor concesión ni ceder jamás ante la presión, como sus embajadores.