OTROS DEPORTES

No hay línea de meta, no hay abandono, no hay escondite. Nuestros deportistas embajadores comparten una misma obsesión: desafiar los límites del tiempo yendo más allá de sus propios límites. Rompen récords sin desfallecer jamás. Viven sus pasiones abiertamente e invitan al mundo entero a celebrar con ellos sus victorias.