January 27, 2016

TAG Heuer CARRERA Heuer-02T

Justo seis meses después del lanzamiento del TAG Heuer Carrera Heuer-01, la base de una nueva colección de cronógrafos de Manufactura elegantes y contemporáneos, presentamos el TAG Heuer Carrera Heuer-02T, un cronógrafo automático certificado por el COSC y dotado de un tourbillon volante de carbono y titanio.

Este reloj, que simboliza la noción de lujo defendida por la marca, aúna tecnología, calidad extraordinaria, rendimiento, maestría artesanal y un total dominio de los procesos industriales y los costes de fabricación, lo cual lo convierte en el único cronógrafo automático con tourbillon certificado por el COSC con un precio inferior a los 15 000 CHF de todo el sector relojero suizo. La versión Black Phantom, cuyo precio es de 19 900 CHF, es una edición limitada de 250 unidades.

En el desarrollo de este cronógrafo se partió de la base del cronógrafo CH-80 para interpretar dos de las complicaciones relojeras más tradicionales: el cronógrafo (uno de los puntos fuertes de TAG Heuer) y el estéticamente atractivo tourbillon.

A 4 Hz y 28.800 alternancias por hora, el mayor reto técnico consistía en alojar un solo barrilete, las funciones del cronógrafo, el mecanismo de cuerda automática y el tourbillon volante en un diámetro de 32 mm, de forma que la disposición de los contadores le diera al reloj un aspecto moderno y equilibrado.

Para ello, se desarrolló en los talleres de TAG Heuer en Chevenez un marco industrial que permitiera optimizar el ensamblaje, en el que cuatro relojeros elaboran a mano un tourbillon ligero, inspirado en el tourbillon del Monaco V4, con secciones centrales de titanio y parte superior de carbono y dotado de una reserva de marcha de más de 65 horas.

Todas las tareas de colocación, ensamblaje y ajuste se realizan a mano. Los componentes principales se fabrican en talleres de la Manufactura TAG Heuer. El volante espiral, alojado en el corazón del tourbillon, está fabricado por Atokalpa, empresa suiza colaboradora de la marca.

Cada reloj debe superar un protocolo de pruebas de 21 días de duración. Cada movimiento es certificado por el Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres (COSC), un organismo de certificación independiente que garantiza que el cronómetro cumple con los más exigentes estándares de exactitud del mercado.

El movimiento se aloja en una caja de última generación fabricada en titanio de grado 5. Se trata de una caja más ligera, resistente a los golpes y de construcción diferente, formada por 12 componentes modulares; un diseño que abre una enorme gama de posibilidades, con infinitas combinaciones de materiales, colores, tratamientos y acabados. El conjunto se complementa con una correa de piel de cocodrilo negra cosida sobre caucho, que le proporciona el aspecto refinadamente deportivo característico de TAG Heuer. El cronógrafo es sumergible hasta 100 metros.

Por último, el TAG Heuer Carrera Heuer-02T simboliza la continuidad de la apuesta por la inversión y la creatividad de TAG Heuer; una marca que, desde su fundación en 1860, ha formado y sigue formando parte de la vanguardia suiza. La vanguardia es, más que un lema, nuestro espíritu, nuestra cultura y nuestra filosofía.

Paramètres des cookies