OK
 
By TAG Heuer, TAG HEUER TEAM —  12 May 2015

RECUPERANDO EL TIEMPO PERDIDO CON SABINE HOLBROOK

¿Es verdad que las rubias se divierten más? Bueno, eso depende de la definición de 'diversión', pero Sabine Holbrook es rubia y no cabe duda de que disfruta de la vida al máximo, y todo se debe a su pasión incondicional por las carreras. Sabine soñaba con competir sobre una moto desde la adolescencia, pero optó por priorizar su dedicación a los estudios, el trabajo y la familia. Ahora está completamente decidida a recuperar el tiempo perdido y, a pesar de que solo hace unos años que obtuvo la licencia para competir, el 15 de mayo la podremos ver sobre una BMW 1000 RR en el Circuito Internacional de Adria (Italia). Esta será la primera prueba del Campeonato Alpe Adria de la FIM y nuestra protagonista se ha ganado el derecho a estar en la parrilla de salida gracias a su excelente actuación durante 2014. En esta entrevista en exclusiva, la embajadora de BMW Motorrad Suiza nos cuenta cómo se siente al cumplir su sueño a toda velocidad sobre la nueva RR.

¿Cómo llegaste al mundo del motor?

Desde que era una niña he querido subirme a una moto, pero mi madre nunca me dejó, así que, siendo ya mayor, decidí hacer realidad mi sueño y me compré una. Me apunté a unos cursos de "entrenamiento de seguridad", esa fue mi primera toma de contacto con la pista, y enseguida sentí que el "virus de las carreras" me pedía más.

¿Dirías que el motociclismo lo es todo para ti?

Por supuesto, especialmente las carreras, que son una pieza fundamental en mi vida. Siempre he sido muy competitiva, así que este deporte encaja a la perfección con mi personalidad. Hay muchos elementos cruciales para poder triunfar en el mundo del motor —una moto adecuada, la preparación correcta, el equipo—, pero no hay nada que se pueda comparar con la descarga de adrenalina que sientes, con esa velocidad desorbitada y el nivel de concentración que necesitas para poder poner la moto al límite en el circuito, una vuelta tras otra, con una precisión absoluta y en un entorno en el que una décima de segundo puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Ese es el tipo de reto que me gusta, que necesito física y psicológicamente, y las carreras son la única forma de realizarlo.

¿Te has asustado alguna vez?

Sí, a menudo, pero no en la pista. Las carreras son una cuestión de respeto. Son muchas las fuerzas que influyen en tu rendimiento —los neumáticos, la suspensión, tu fortaleza física y mental— y todas ellas deben trabajar en armonía. Se trata de una sensación que solo experimentan los pilotos de carreras, y una vez que la sientes ya no hay marcha atrás.

Corres con una S 1000 RR. ¿Con qué otra moto te gustaría competir?

Con ninguna. Estoy total y absolutamente satisfecha con la RR. Es una de las mejores motos de 1000 cc que existen. Además, tengo la suerte de poder probar otras BMW con bastante asiduidad, como la R nineT, ¡una moto estupenda para la carretera!

¿Qué consejo le darías al resto de mujeres a las que les gustaría probar suerte en el mundo del motociclismo?

No tengáis miedo, chicas. Trabajad duro y con constancia para hacer realidad vuestros sueños. Al fin y al cabo, si el sueño es lo bastante grande, los hechos son lo menos importante. Vosotras continuad hasta que consigáis lo que queréis. Nelson Mandela dijo algo que se ha convertido en uno de mis lemas preferidos: "En la vida, el mayor de los logros no consiste en no caer jamás, sino en levantarse cada vez que caemos".

¿Qué te hace feliz?

Aparte de correr con la moto, me encanta pasar tiempo con mi familia. También disfruto mucho invitando a nuestros amigos a casa y cocinando algo rico para todos. Como a toda mujer, me gusta ir de compras, pero la falta de tiempo y dinero hace que suceda pocas veces. Guardo un precioso recuerdo de nuestras últimas vacaciones en familia, hace cinco años, cuando fuimos de camping al sur de Francia. Las vacaciones son incompatibles con las carreras, pero también me encantaría recorrer Sudamérica haciendo enduro.

(Fotografías: BMW Motorrad Suiza)

En el viceoclip, Sabine Holbrook luce el cronógrafo TAG Heuer Formula 1 en acero y cerámica negra, con relucientes diamantes engarzados que le dan un exquisito aspecto masculino y femenino.