OK
 
By TAG Heuer, TAG HEUER TEAM —  23 Jan 2015

CARA DELEVINGNE Y TAG HEUER: LA IT-GIRL Y LA IT-BRAND

París, 23 de enero de 2015. ¿Pista de skating o alfombra roja? ¿Zapatillas deportivas o stilettos? ¿Sonrisa cautivadora o cara divertida? Son decisiones difíciles de tomar, por lo que TAG Heuer opta por no renunciar a nada y escoge a Cara Delevingne, la it-girl más rompedora del momento, como nueva embajadora. Cara tiene una enorme presencia en las redes sociales, es capaz de cualquier cosa y valora la libertad.

Cara, nacida en Londres en el año 1992 bajo el signo de Leo, es la nueva dueña y señora de la jungla mediática, la portavoz de las it-girls de la nueva generación conectada a la red y la top model más popular del momento. Pero lo más estimulante de ella es su forma descarada de desenvolverse por unos mundos sometidos a tanta presión, desafiando a todos a aceptarla tal como es. Antes de Cara, las top models se limitaban a clavar su mirada desde las portadas de las revistas y a caminar por las pasarelas. Cara no se conforma con ser un rostro bonito, sino que siendo ella misma nos obsequia con una personalidad plena, extraordinaria, irreverente y tremendamente atractiva. Como TAG Heuer, es una verdadera rompedora de moldes, que se salta las barreras de los convencionalismos con creatividad y pasión, y que jamás cede ante la presión. Encarna a la perfección los valores fundamentales de la marca suiza.

TAG Heuer fue el anfitrión de la fiesta de bienvenida de Cara Delevingne a la familia TAG Heuer, celebrada en la Salle Melpomène, la más bella de las salas de la Ecole des Beaux Arts de París. Al fin y al cabo, ¿qué mejor lugar que París y en qué mejor momento que la víspera de la Semana de la Moda para celebrar una ocasión así? La princesa de las pasarelas lucía radiante y hacía gala de su desparpajo habitual mientras encandilaba a los 150 periodistas y VIP que asistieron al acto. La sala de exposiciones, que debe su nombre a la musa griega de la tragedia, se transformó para la ocasión como por arte de magia en un teatro de antigüedades, con la solemnidad que otorga la alfombra roja y la inesperada presencia de la extravagancia. Cara, inmune al hechizo de la musa, sacó a relucir el lado más travieso de su intrépida personalidad atravesando el pasillo a grandes zancadas, paseándose alrededor de... un león enjaulado y su cachorro. En efecto, un león, como el que lleva tatuado en su dedo índice a modo de distintivo, con la melena al viento y porte elegante, igual que Cara. Los asistentes enmudecieron; nadie se esperaba algo así, ni lo había visto nunca antes. ¿Quién se atrevería a hacer algo tan arriesgado? TAG Heuer, por supuesto. ¿Y quién osaría aceptar? Cara Delevingne, ¿quién si no?

Jean-Claude Biver, director general de TAG Heuer y presidente de LVMH Watches Worldwide, dio la bienvenida a Cara Delevingne ofreciéndole un cronógrafo TAG Heuer Formula One en acero y cerámica blanca engastado con resplandecientes diamantes, el complemento perfecto para el singular atractivo rockero de Cara. "Tengo el gran placer de dar la bienvenida a Cara a la familia TAG Heuer", dijo el Sr. Biver. "Este es siempre un momento muy solemne. La familia TAG Heuer no es tan solo una idea, es un equipo con verdadero espíritu de equipo. Necesitamos a alguien transgresor pero elegante como Cara para que abra nuestras mentes al fervor y osadía de la juventud de hoy. TAG Heuer ha puesto su mirada en el mundo de glamour de las it-girls, y Cara es la persona más adecuada para ayudarnos en esa tarea. Gracias, Cara, por unirte al equipo, y ¡bienvenida a bordo!"

TAG Heuer contrató los servicios de la familia Gruss para el acto de presentación de Cara Delevingne, su nueva musa, celebrado el pasado viernes en la Ecole des Beaux Arts de París. La top model apareció con Antares, un cachorro de león, y Pharaon, un macho adulto. La salud y el bienestar de ambos animales fueron objeto de atención constante durante todo el acto, desde los primeros preparativos hasta el final.

TAG Heuer lleva mucho tiempo esforzándose por proteger el medio ambiente. Está comprometido con la protección de los animales y jamás toleraría maltrato alguno durante sus campañas y actos. La marca suiza ha participado en diversos proyectos de protección de la naturaleza y la vida salvaje, y seguirá haciéndolo en el futuro.