December 12, 2017

GERALDINE FASNACHT, UNA ESTRELLA FUGAZ EN LA NOCHE ALPINA

Geraldine Fasnacht emprendió un vuelo nocturno sobre los Alpes, a 5500 metros de altitud, iluminada por su traje aéreo. Una primicia que podrá descubrir en la película Wingsuit Connected by TAG Heuer.

5:32 de la mañana. Aún es de noche en el aeropuerto de Sion, en Suiza. Los técnicos y mecánicos se apresuran en la pista: ya llega Geraldine Fasnacht, ataviada con su traje aéreo y luciendo un TAG Heuer Connected Modular 45 en la muñeca.

Una vez a bordo del helicóptero, la triple campeona de Xtreme Verbier y piloto de traje aéreo se dispone a marcar un hito mundial de la mano de TAG Heuer. A 5500 metros del suelo, se apoyó en la puerta del helicóptero, con su traje aéreo completamente iluminado, y saltó a la oscuridad de la noche.

Voló como una estrella a 180 km/h. Pasó de largo las cumbres y glaciares más altos de los Alpes y sobrevoló el Grand Combin a 1500 metros de la cima, con una altitud de vuelo de nada menos que 4314 metros.

Este momento único puede revivirse en una película a tiempo real en la que se palpa toda la tensión. Un salto sin precedentes, un vuelo excepcional, recogido en Wingsuit Connected by TAG Heuer, un cortometraje producido por el fotógrafo y realizador cinematográfico David Carlier.

El reto es enorme. A una altura tan grande, la fuerza de sustentación es pequeña, la temperatura es bajísima y el oxígeno escasea. La piloto suiza ha tenido que superar numerosas dificultades técnicas a lo largo de su carrera para poder combinar precisión y velocidad.

"Gracias a mi dilatada experiencia en el salto base y el vuelo con traje aéreo, sabía cómo analizar el relieve para poder saltar"explica Geraldine Fasnacht.

El sol ya despunta. Geraldine Fasnacht abre su paracaídas para tomar tierra a -20 °C. Una actuación sin precedentes, a la altura del currículum de la campeona y los límites que no deja de rebasar.

GERALDINE FASNACHT, UNA ESTRELLA FUGAZ EN LA NOCHE ALPINA

MEJORES FOTOSmobile_title_border