EN EL INTERIOR DE LA MANUFACTURA

CONSEJOS DEL RELOJEROmobile_title_border

LIMPIEZA

Para conservar el buen aspecto de su reloj y mantenerlo en buen estado de funcionamiento, deberá limpiarlo regularmente de la siguiente manera:

  • En primer lugar, asegúrese de que la corona esté perfectamente enroscada.
  • Si su reloj ha sido sometido a una prueba de estanquidad en un centro de servicio técnico TAG Heuer durante los últimos doce meses, puede usar un cepillo suave humedecido con agua jabonosa para limpiar la caja y el brazalete. Si la correa del reloj es de tela, cuero o piel de cocodrilo o de serpiente, procure no mojarla.
  • Si tiene alguna duda acerca de la estanquidad de su reloj, límpielo con un cepillo suave y a continuación séquelo.
  • Evite el contacto con productos químicos (disolventes, detergentes, cosméticos, etc.), ya que podrían dañar la pulsera y las juntas de estanqueidad.

 

CONDENSACIÓN

Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar una ligera condensación bajo el cristal de su reloj, condensación que desaparecerá al cabo de unos minutos y que no afectará al funcionamiento de su reloj. Si la condensación persiste, póngase en contacto con su centro de servicio técnico autorizado TAG Heuer.

 

ESTANQUEIDAD

La estanqueidad no es una cualidad permanente. Las juntas de goma, diseñadas para impedir la entrada de agua, se ven sometidas a una presión constante y con el paso del tiempo se deteriorarán. Por ello, es muy importante someter a los relojes a una revisión anual para verificar el perfecto estado de las juntas. Estas minuciosas y exhaustivas pruebas, que incluyen pruebas de presión y bancos de pruebas, se consideran un elemento esencial del cuidado y mantenimiento de nuestros relojes.

 

AJUSTE

Para todos los movimientos

  • Asegúrese de que su reloj está perfectamente seco.
  • Mueva cuidadosamente la corona para efectuar los diversos cambios posibles.
  • Evite realizar el cambio de la fecha entre las 8:00 pm y las 4:00 am.
  •  

Para movimientos mecánicos

  • Cuando un reloj mecánico de cuerda automática no se lleva puesto durante un cierto tiempo, su reserva de marcha (entre 42 y 48 horas, dependiendo del modelo) se agota y el reloj se para. Para volver a ponerlo en marcha, desenrosque la corona si es necesario (depende del modelo) y dé cuerda al movimiento girando la corona entre 30 y 40 vueltas. De este modo, el reloj recuperará la reserva de marcha suficiente para funcionar con normalidad.
  • A los relojes mecánicos manuales hay que darles cuerda a diario. Cuando note la resistencia de la corona, habrá dado cuerda al máximo a su TAG Heuer. Es importante que no fuerce la corona de un reloj de cuerda manual para evitar dañar el mecanismo.

 

Correas de tela, cuero o piel de cocodrilo

Evite todo contacto con el agua (piscinas, baño, ducha, etc.) Tenga en cuenta que, a pesar de sus cuidados y atención, la piel es un material natural vivo cuyo color se desvanecerá ligeramente con el tiempo.

Paramètres des cookies