TAG HEUER CARRERA (DESDE 1996 HASTA LA ACTUALIDAD)

En nuestra publicación sobre los cronógrafos Heuer Carrera vintage, nos centramos en las cinco generaciones de cronógrafos producidos entre 1963, cuando se presentó el primer Carrera, y 1985, año de lanzamiento del último Carrera en el catálogo de TAG Heuer, antes de que se detuviese la producción. Las cinco primeras generaciones del Carrera incluían la primera generación, los Carrera originales con cajas redondas tradicionales, la segunda, con cajas en forma de C introducidas en 1969 para albergar los nuevos movimientos automáticos, la tercera, cuatro Carreras en forma de barril equipados con el movimiento Calibre 12, la cuarta, introducida en 1978 para albergar una serie de Carrera con movimiento de cuarzo, y la quinta, dos cronógrafos lanzados en 1984 impulsados por el movimiento Lemania 5100.


Ahora, retomamos esta historia con la sexta generación, presentada en 1996, y continuamos con los modelos de 2015 y 2019, de la duodécima y decimotercera generación.


Desde la reaparición del Carrera en 1996, hemos visto cómo TAG Heuer ha desarrollado la colección pasando de un sencillo homenaje a los modelos originales a modelos con identidad propia que incorporan los materiales y las tecnologías de cronometraje más avanzadas sin sacrificar la fidelidad al Carrera inicial.

SEXTA GENERACIÓN – PRIMERAS REEDICIONES DE CARRERA: 1996-2002

Como explicamos en nuestra publicación sobre las primeras reediciones del Carrera, en 1966 TAG Heuer produjo tres modelos: un Carrera con esfera negra y caja de acero inoxidable (CS3111), uno con esfera blanca y caja de acero inoxidable (CS3110) y otro con esfera blanca y caja de oro de 18 quilates (CS3140).


Esta primera reedición del Carrera era fiel al original Heuer Carrera de 1963 en prácticamente todos los aspectos, desde su caja de 36 mm de acero inoxidable hasta la geometría de los pulsadores y la corona, así como el diseño de la esfera y la subesfera. Las tres versiones de la reedición del Carrera de 1996 presentan la escala de los minutos decimales en la esfera, como una de las versiones disponibles en 1963. La clave para distinguir la reedición de los modelos originales de 1963 es la palabra "Carrera" presente en la esfera de estos modelos, encima del escudo Heuer, elemento que no se encuentra en la reedición.


A finales de los años 90, la gama se amplió con dos modelos, uno con esfera negra y otro con esfera salmón, con anillos en contraste alrededor de los tres registros. Si bien la incorporación de estos anillos se podría considerar relativamente sencilla, marcó el paso de las reediciones lineales a modelos que explorarían todo el potencial de la gama.

SÉPTIMA GENERACIÓN – CARRERAS CLÁSICOS: 2000-2002

El comienzo del nuevo milenio supuso un cambio importante para TAG Heuer, que fue adquirida por el grupo de lujo francés LVMH, quien enseguida nombró un nuevo director general: Jean-Christophe Babin. El nuevo equipo directivo tomó dos medidas que generaron un profundo impacto en la gama de productos: en primer lugar, decidió que el Carrera y el Monaco dejarían de ser relojes de edición limitada para formar parte de la gama permanente y, por otro lado, ofreció a Jack Heuer el cargo de presidente honorario de TAG Heuer.


El Carrera pasaría rápidamente de ser una novedad retro a ser la pieza central de la gama TAG Heuer, una estrategia que se mantiene en la actualidad.


Mientras que la gama de reediciones de 1996 era fiel al Carrera original de 1963, los diseños añadidos a la colección de clásicos en el año 2000 no se vieron limitados por los elementos estilísticos de ningún modelo histórico. Además, los nuevos modelos sustituyeron los movimientos de cuerda manual por movimientos automáticos.


Se ofrecieron dos versiones del último Carrera: un reloj de tres agujas con esfera blanca (WV2112) y una versión GMT (WS2113) con esfera negra, cuya cuarta aguja permitía al usuario realizar un seguimiento de la hora en un segundo huso. A diferencia de las esferas de los modelos anteriores, que contaban con una decoración mínima, estos dos modelos clásicos presentaban números árabes para las horas y una minutería de ferrocarril para indicar los minutos.

OCTAVA GENERACIÓN – MODELOS INSPIRADOS EN EL LEGADO CON CAJAS DE 39 MM: 2002-2008

Aunque las primeras reediciones del Carrera fueron un gran éxito, las cajas de 36 milímetros eran pequeñas para los estándares imperantes. Esto se resolvió en 2002, cuando TAG Heuer lanzó una colección Carrera inspirada en su legado que tomó prestado el diseño del original y amplió la caja hasta alcanzar los 39 milímetros. Los tres modelos incluían uno con esfera blanca (CV2110) y dos con esferas negras, una totalmente negra (CV2111) y otra con anillos Daytona en contraste. Los nuevos relojes lucían la marca TAG Heuer y estaban equipados con un movimiento automático Calibre 17, con la fecha situada a las 4:30.


Existieron dos ediciones especiales de esta generación, ambas con esferas de dos registros. En 2004, TAG Heuer lanzó un modelo para conmemorar el 40 aniversario del Carrera (CV2117). Este modelo incorporó una combinación de colores que llegaron a conocerse como los "colores Jack Heuer", gris claro y oscuro con detalles rojos. 


En 2005, TAG Heuer lanzó otro modelo de dos registros (CV2118) en honor al Enstall Classic, un rally austriaco para coches clásicos. Las características que definen a este modelo son las franjas de color rojo intenso en el contador de minutos y el segundero rojo del cronógrafo.

NOVENA GENERACIÓN – EL CARRERA CRECE E INCORPORA UN BISEL: 2004-2012

En 2004, TAG Heuer presentó una nueva versión del Carrera que marcó un cambio significativo con respecto a los modelos anteriores. En lugar de mantener el diseño de estos modelos, el nuevo Carrera mostraba cómo funcionaría un Carrera moderno. Esta generación marcó la transición de lo que podríamos llamar "diseños retro" a diseños contemporáneos inspirados en otros del pasado.

La nueva serie (CV20XX) contaba con una caja de 41 mm con las clásicas asas Carrera y un diseño con pulsadores de cronógrafo. El cambio más significativo fue la incorporación de un bisel externo fijo con escala taquimétrica, una primicia para el Carrera. Aunque los pilotos rara vez tienen la oportunidad de registrar su tiempo en un kilómetro medido, la escala taquimétrica en la esfera o el bisel de un reloj se ha convertido en el símbolo del automovilismo. Desde los inicios, Heuer había incluido escalas taquimétricas en el Carrera, pero aparecían en la esfera, y ningún modelo contaba un bisel externo.


La disposición de la esfera, con tres registros a las 12, 9 y 6 y la fecha a las 3, vino marcada por el movimiento Calibre 16. Era la primera vez que TAG Heuer incorporaba este movimiento en un Carrera.


También durante la década de 2000, TAG comenzó a lanzar relojes conceptuales, una idea a la que se solía recurrir en la industria automovilística. Uno de los primeros relojes conceptuales fue el Carrera Calibre 360, que presentaba un registro con intervalos de 1/100 de segundo. El modelo reveló las aspiraciones de TAG Heuer como manufactura, y supuso una declaración de que no solo produciría sus propios movimientos para modelos estándar, sino que exploraría los límites de la Alta Relojería en un pequeño taller.

DÉCIMA GENERACIÓN – CALIBRE 1887 Y ALTA RELOJERÍA: 2010-2016

La presentación de un nuevo Carrera en 2010 fue una primicia para TAG Heuer como compañía y para Carrera como colección insignia de la marca. Por primera vez, el cronógrafo Carrera se equiparía con un movimiento de elaboración propia, TAG Heuer Diría adiós a Valjoux, ETA y Lemania. TAG Heuer produciría el movimiento Calibre 1887 para no depender de otros proveedores.


Así como la introducción del Calibre 1887 marcó un nuevo comienzo para TAG Heuer, los diseñadores reescribieron los códigos del Carrera. El nuevo movimiento no sería una evolución de ningún modelo del catálogo, sino que el precedente del Carrera Calibre 1887 sería el primer Carrera, de 1963.


El nuevo Carrera incorporaría los elementos clave que hicieron del Carrera original el icono de la sencillez y la funcionalidad: doce sencillos marcadores aplicados para las horas, agujas tipo cerilla de acero inoxidable pulido, bisel interno con marcas para los minutos y 1/5 de segundo (aunque el Calibre 1887 muestra intervalos de 1/4 de segundo, en consonancia con el movimiento de 28 800 VpH) y caja de acero inoxidable con asas en ángulo distintivas. El nuevo Carrera estaba claramente inspirado en el Carrera más antiguo, y aunque la combinación de componentes de diseño de una época a otra no siempre da lugar a una creación que refleje la belleza del original, funcionó a la perfección. Este cronógrafo parece diseñado por la misma mano que creó los primeros Carrera hace casi 50 años.


Si bien el Calibre 1887 Carrera constituía el núcleo de la colección Carrera, TAG Heuer la conduciría en otra dirección. Cuando la compañía comenzó a mostrar sus habilidades relojeras con los relojes de la plataforma Mikro, eligió el Carrera como base para sus nuevos diseños de Alta Relojería. La gama de cronógrafos mecánicos de alta precisión de TAG Heuer, con una precisión de 5/10 000 de segundo, marcó un hito que ninguna otra marca fue capaz de alcanzar.

UNDÉCIMA GENERACIÓN – ESFERAS ESQUELETO: 2015-ACTUALIDAD

En 2015, se lanzó el primer Carrera Heuer-01, que plasmaba la visión del nuevo director general, Jean-Claude Biver. El Carrera Heuer-01 cuenta con una versión modificada del Calibre 1887 (Heuer 01) y una caja de estructura modular con esfera esqueleto abierta.

En 2016, se lanzaron otros modelos, como la edición Blue Touch, y un modelo de 43 mm con una esfera más tradicional.


Con la descatalogación del movimiento Heuer 01 en 2018, se reinterpretó la gama de cronógrafos Carrera con esfera esqueleto, que se equiparía con el movimiento Heuer 02. Este movimiento ofrece una configuración de esfera clásica 3-6-9, con la fecha a las 6. La nueva gama Carrera incluía un cronógrafo GMT, el primer cronógrafo GMT producido por Heuer desde el Autavia de mediados de los años 80.

DUODÉCIMA GENERACIÓN – LA CAJA DE CRISTAL: 2015-ACTUALIDAD

Además de desarrollar cronógrafos Carrera con cajas grandes (de 43 a 45 mm) y esferas esqueleto, TAG Heuer lanzó varios relojes Carrera de diseño tradicional con un estilo similar al de las reediciones de 1996.


Los relojes de la serie Carrera presentan una caja de 39 mm con cristal abombado en relieve que TAG Heuer denomina "glassbox". El nuevo estilo de caja apareció en 2015 con el cronógrafo Carrera Calibre 18 Telemeter, que presentaba una esfera blanca y registros en contraste. Durante el verano de 2017, se lanzaron dos cronógrafos Carrera de edición limitada con caja de cristal, ambos equipados con el movimiento Calibre 18: la edición limitada TAG Heuer x Hodinkee en homenaje al Skipper y el TAG Heuer x Revolution Blue Dreamer. El Carrera Glassbox pasó de dos registros a tres en noviembre de 2018, cuando Hiroshi Fujiwara diseñó el TAG Heuer x Fragment Design Carrera, el primer modelo con caja de cristal impulsado por el movimiento Heuer 02. El Fragment Carrera se inspiró en un Carrera completamente negro de finales de los años 60. En 2020, con motivo del 160 aniversario de la marca, TAG Heuer lanzó dos nuevos Carrera Glassbox equipados con el movimiento Heuer 02. La edición limitada Silver, con su esfera plateada brillante, evocaba la sencillez del primer Carrera de 1963, y la edición limitada Montreal combinaba los tonos alegres del cronógrafo Montreal de principios de los años 70 con la elegancia del Carrera.


En 2021, se lanzaron otros dos Carrera Glassbox equipados con el movimiento Heuer 02, uno inspirado en el cronógrafo Carrera 45 Dato (hacia 1967) y otro con una esfera verdiazulada, un tono completamente inédito para TAG Heuer.

DECIMOTERCERA GENERACIÓN: 2019-

TAG Heuer rediseñó la caja del Carrera para producir la decimotercera generación del modelo, con una nueva caja de 41 milímetros que presenta un bisel taquimétrico fijo, asas más cortas y un perfil reducido para lograr un estilo más fino. El nuevo enfoque del diseño también se extendió a la esfera, con la eliminación de gran parte del texto, conservando solo el logotipo de TAG Heuer, el nombre "Carrera" y la palabra "Automatic". Estos Carrera estaban equipados con el movimiento Calibre 16, con tres registros a las 12, 9 y 6 y la fecha a las 3. Los modelos incluyen una versión con esfera negra (CBM2110) y otra con esfera azul efecto rayos de sol (CBM2112).


En julio de 2020, TAG Heuer presentó su colección Carrera Sport Chronograph, cuatro modelos de 44 milímetros con biseles taquimétricos fijos equipados con el movimiento Heuer 02. Estos modelos presentan registradores de cronógrafo más grandes para las horas (a las 9) y los minutos (a las 3), y un registrador más pequeño para el segundero con ventanilla de calendario a las 6. Las combinaciones de esfera y bisel incluyen: esfera negra con bisel de cerámica negra (CBN2A1B), esfera azul con bisel de cerámica azul (CBN2A1A); esfera verde con bisel de acero (CBN2A10) y esfera negra y dorada con bisel negro y dorado (CBN2A5A).


En septiembre de 2020, TAG Heuer presentó una nueva versión del Carrera con una caja inspirada en la geometría básica del modelo Sport, aunque la eliminación del bisel daba lugar a una caja de 42 milímetros en lugar de los 44 del Sport. Al igual que en este modelo, el reloj albergaba el movimiento Heuer 02, y también empleaba registradores más grandes para las horas y los minutos, y uno más pequeño para el segundero y la ventanilla de calendario. Las esferas de las cuatro versiones de 42 milímetros son negra con acabado opalino (CBN2010), plateada con acabado opalino y detalles en oro rosa (CBN2013), azul con acabado efecto rayos de sol (CBN2011) y antracita con acabado efecto rayos de sol (CBN2012).

RESUMEN

TAG Heuer presentó la primera reedición del Carrera en 1996, siguiendo un cuidadoso enfoque que dio lugar a un modelo prácticamente idéntico al primer Carrera de 1963. En las más de dos décadas posteriores, hemos visto cómo el Carrera se alejaba de estos fieles homenajes para crear nuevos modelos audaces a medida que la colección mostraba su propio concepto de cronógrafo deportivo moderno. A lo largo de 32 años, las características comunes a todos los TAG Heuer Carrera han sido la poderosa geometría de la caja, con sus exclusivas asas, y la legibilidad y fiabilidad del cronógrafo en las condiciones de competición más exigentes.

Newsletter

¿Quiere descubrir nuestras novedades? Suscríbase a nuestra newsletter y sea el primero en descubrir todas las noticias de TAG Heuer.

Encuentre la boutique más cercana

Encuentre la dirección y el horario de apertura de una tienda próxima.

Encontrar una boutique