LA REEDICIÓN DEL TAG HEUER CARRERA DE 1996

Los diez años entre 1985, cuando se presentó la última versión del Carrera, y 1995 constituyeron un período de transformación en TAG Heuer. Dado que la nueva propiedad adquirida por Techniques d'Avant Garde se afianzó y que el mercado de relojes suizos cambió rápidamente, TAG Heuer puso en marcha una nueva estrategia para sus colecciones. Los relojes de buceo dominaron el catálogo de TAG Heuer, dándose numerosas presentaciones: la popular Serie 2000 en 1985, la colección Formula 1 en 1986 y el S/el (renombrado Link) en 1987. Estas tres colecciones continúan hasta el día de hoy.


En 1996, con la popularidad de su reloj de buceo, las colecciones Formula 1 y S/el, TAG Heuer echó la vista atrás para inspirarse en los cronógrafos clásicos de los años 1960 para su nueva colección. Y así, en septiembre de 1996, durante le fin de semana del Gran Premio de Italia celebrado en Monza, TAG Heuer reunió a pilotos de la gloriosa década de los 60 y otras personalidades VIP para presentar el nuevo Carrera. Pero de todos los VIP que estaban en Monza, hubo uno que llamó particularmente la atención y por el que se sintió especial afecto. Catorce años después de la venta del negocio familiar de 120 años de antigüedad, Jack Heuer volvía a Monza, no solo para charlar con sus amigos de la Fórmula 1, su regreso suponía algo más que una visita social. El primer hombre en haber ideado el cronógrafo Carrera, en la pista de carreras en 1962, el hombre que había presentado el primer Carrera automático en 1969, era quien iba a presentar el nuevo Carrera.


Era un Carrera que se inspiraba en el primer modelo de 1963, pero aún más importante, era el primer Carrera de una amplia serie de relojes que alimentaría la pasión de los entusiastas del automovilismo hasta el día de hoy.


Obtenga más información en The Edge.

DISEÑO

La reedición del Carrera se presentó con tres modelos en la gama: un Carrera con esfera negra y caja de acero inoxidable (CS3111), un Carrera con esfera blanca y caja de acero inoxidable (CS3110) y un Carrera con esfera blanca y caja de oro de 18 quilates (CS3140).


Esta primera reedición del Carrera era fiel al original Heuer Carrera de 1963 en prácticamente todos los aspectos, desde su caja de 36 mm de acero inoxidable, hasta la geometría de los pulsadores y la corona, así como el diseño de la esfera y la subesfera. Las tres versiones de la reedición del Carrera de 1996 presentan la escala decimal estampada en la esfera, tal y como se presenta en una de las versiones disponibles de 1963 (la referencia 2447 D). La escala de minutos decimales evoca el uso del cronógrafo Carrera como herramienta automovilística, ya que las instrucciones en rally y la navegación se expresan en una centésima de minutos, en vez de segundos. La clave para distinguir la reedición de los modelos originales de 1963 es la palabra "Carrera" presente en la esfera de los modelos originales, encima del escudo Heuer, elemento que no se encuentra en la reedición.

EL MOVIMIENTO

Los modelos de la reedición del Carrera de 1996 están impulsados por el movimiento de cuerda manual Lemania 1873. Mientras que el Lemania 1873 sustituye las levas por la rueda de pilares utilizada en el movimiento Valjoux 72 del Carrera original, en una época en la que muchos cronógrafos iban aumentando de tamaño, el relativamente pequeño tamaño del movimiento (12 líneas, frente a las 13 del Valjoux 72) permitía a TAG Heuer mantener las dimensiones de la caja Carrera original.

CARRERA EDICIÓN FRANCO BARESI "20 AÑOS DE MILÁN"

En 1999, el A. C. Milan, potencia del fútbol italiano, celebró su centenario permitiendo a los fans votar sobre cuál creían que era el "jugador del siglo". El ganador fue el héroe local Franco Baresi, quien jugó los 20 años que duró su carrera profesional en el A. C. Milan. Con el fin de conmemorar la ocasión, se encargó una edición especial de 200 piezas de la reedición del Carrera con esfera blanca (CS3110). El reloj presenta el mismo número de referencia que la edición estándar.

LA GAMA DE LA REEDICIÓN HEUER

El éxito de la primera reedición del Carrera en 1996 significó que la serie de reedición se convirtió para TAG Heuer en algo más que solo una serie puntual. Tras el éxito de la reedición Carrera, TAG Heuer amplió la gama de la reedición Carrera y presentó la reedición Monaco en 1997. Unos años después, se presentaron otros modelos como el Monza en el 2000 y el Autavia en el 2003.

SUMMARY

En 1996, cuando TAG Heuer inspeccionó su catálogo del legado con el objetivo de encontrar el reloj perfecto para una reedición, el primer Carrera de 1963 fue la opción más lógica. El diseño atemporal del Carrera probaría ser tan popular a finales del siglo como tres décadas después. El éxito del Carrera presentado por TAG Heuer en 1996 incentivó que los entusiastas se centraran en los modelos vintage originales y también allanó el camino para las reediciones de otros modelos. Con el paso de los años, desde esta primera reedición del Carrera, este se ha convertido en la piedra angular del catálogo TAG Heuer, yendo mucho más allá que cualquier colección que Jack Heuer hubiera podido imaginar cuando escuchó por primera vez el nombre "Carrera" en los boxes en Sebring en el año 1962.

Newsletter

¿Quiere descubrir nuestras novedades? Suscríbase a nuestra newsletter y sea el primero en descubrir todas las noticias de TAG Heuer.

Encuentre la boutique más cercana

Encuentre la dirección y el horario de apertura de una tienda próxima.

Encontrar una boutique