RUGBY A 7

Dioses de la arena, parachoques humanos

UN POCO DE HISTORIAUN POCO DE HISTORIA

Más rápido, más exigente, más físico y espectacular... Esta evolución del tradicional rugby a 15 tiene todo lo necesario para rivalizar con su ancestro.

Corren, chocan, se caen, se levantan y vuelven a correr. Brutal. Bestial. El rugby a 7 es probablemente el deporte más exigente del mundo a nivel físico. ¿Por qué? Porque el área de juego es la misma que en el rugby a 15, pero aquí solo hay 7 jugadores por equipo. Eso hace que tengan que esforzarse más para atravesar el campo. Huelga decir que tanto los pulmones como los músculos se resienten rápidamente practicando este deporte. Por suerte, los dos tiempos se han reducido a siete minutos cada uno.
El ritmo de los partidos es mucho más rápido que en el rugby tradicional gracias a que las melés son más pequeñas, mientras que los 'lineout' y las conversiones de 'place-kick' se han sustituido por conversiones de 'drop'kick'. Todas estas modificaciones tienen una única finalidad: hacer que el Sevens sea más dinámico y tenga menos paradas. Y el marcador puede darse la vuelta en cualquier momento. Solo triunfan los equipos que demuestran tener el espíritu más luchador, hermético a la presión, mientras el reloj corre. Porque, incluso en un deporte tan físico como el Sevens, es la cabeza la que marca la diferencia. 
 

RUGBY A 7

PASE DE DIAPOSITIVASmobile_title_border

RUGBY A 7

MÁS INFORMACIÓNmobile_title_border

RUGBY 7

Servicio de noticiasmobile title border