Innovaciones

1887

TAG Heuer patenta el piñón oscilante

Un gran adelanto en la fabricación de cronógrafos: TAG Heuer inventa el famoso "piñón oscilante" para cronógrafos mecánicos. En 1887, se patenta el piñón oscilante, que todavía utilizan los mejores relojeros para la fabricación de sus cronógrafos mecánicos. También se emplea en el Calibre 1887, el cuarto movimiento desarrollado y producido en los talleres de TAG Heuer.