Steve McQueen

Aunque Steve McQueen llegó a convertirse en una de las grandes leyendas del cine americano, sus inicios no invitaban al optimismo. El hombre que una vez declaró que “si no hubiera tenido éxito como actor, quizá hubiera acabado siendo un delincuente” era en su juventud un chaval tosco e independiente que se revelaba contra la autoridad. Cuando era un adolescente acabó en el reformatorio de California Junior Boy’s Republic. Aunque durante aquellos años intentó escaparse varias veces, más tarde McQueen reconoció que el Boy’s Republic le había reconducido por la senda correcta, y durante muchos años fue un destacado mecenas de la institución.

{$content}