Movimientos electromecánicos

Relojes Movimientos electromecánicos

UNA TECNOLOGÍA REVOLUCIONARIA: EL CALIBRE S

El Calibre S propone un nuevo e innovador método de medición y lectura del tiempo que emplea sistemas bidireccionales sincronizados aunque mecánicamente independientes, ofreciendo de este modo precisión, funcionalidad y elegancia. La precisión de la tecnología del cuarzo unida a la complejidad de la relojería mecánica. El Calibre S es el primero de una nueva generación de relojes analógicos desarrollados tras varios siglos, cuyos aproximadamente 250 componentes lo sitúan en la más genuina tradición de vanguardia de TAG Heuer.

INDICACIONES

Esta tecnología verdaderamente revolucionaria se ha inspirado en gran medida en los instrumentos de los automóviles deportivos, ya que utiliza el mismo tipo de micromotores bidireccionales y esferas de 160º. Estas dos esferas, a las 4.30 y a las 7.30, indican desde el calendario perpetuo a las centésimas de segundo.

FIABILIDAD DEL CALIBRE S

Este radical avance de TAG Heuer requirió un esfuerzo especial para reducir a la mínima expresión el peso de los componentes y los materiales con el fin de lograr la máxima precisión y garantizar una inercia perfecta. El Calibre S requirió unas 12.000 horas en pruebas de simulación de aceleración, golpes y exposición a temperaturas extremas. A pesar de las grandes dificultades inherentes al proyecto, TAG Heuer no se permitió ninguna concesión en materia de calidad y prestaciones en el Calibre S, presente en las series Aquaracer y Link.
– Las agujas centrales indican el tiempo transcurrido medido por el cronógrafo (horas, minutos y segundos).
– Los dos contadores indican la fecha en modo Hora, y las centésimas de segundo en modo Cronógrafo.

Calibre
{$content}