Los ingenieros y maestros relojeros de TAG Heuer, desarrollan y elaboran sus propios diseños en La Chaux-de-Fonds. El equipo de 40 miembros comparte una singular visión y pasión, un compromiso que les hace traspasar los límites y crear un paradigma completamente nuevo para dinámicos movimientos mecánicos.

La historia de TAG Heuer Haute Horlogerie (Alta Relojería) es una saga realmente humana de un equipo extraordinario, apasionado y dedicado de pensadores, maestros relojeros, ingenieros y artesanos radicados en Suiza, quienes mantienen una estrecha colaboración con una red internacional compuesta por empresas high-tech de renombre, universidades e institutos de investigación.

 Las técnicas utilizadas en el diseño, los prototipos y la manufactura de las obras maestras de TAG Heuer Haute Horlogerie son las mismas que las empleadas para desarrollar complejos sistemas aeroespaciales. Las herramientas, técnicas y los conocimientos provienen de la fusión ecléctica de industrias del sector automotriz y la tecnología de la información, las matemáticas aplicadas, la química, la climatología, la ingeniería informática y las ciencias micromecánicas. Hoy en día, el MIKROTOURBILLONS, el MIKROTIMER, el MIKROGRAPH, el MONACO V4, MONACO TWENTY-FOUR y el TAG HEUER FORMULA 1 LADY YIN YANG son ensamblados a mano por TAG Heuer, por un equipo de apasionados y dedicados maestros relojeros en su taller con tecnología punta, cerrando así el ciclo completo del reloj: de las técnicas más avanzadas del presente a las tradiciones más venerables de la maestría artesanal.