Satinado

La  superficie  del  metal  se  cepilla  con  el  fin  de  obtener un aspecto satinado sedoso. De este modo,  las  formas  y  los  volúmenes  del  objeto  quedan  realzados   mediante   matices   de   tonos   sutiles  y  refinados.  El  satinado  se  adecúa  a  todas  las  condiciones habituales de uso del reloj.