El primer paso hacia la precisión definitiva

Diseñado, desarrollado y fabricado internamente en el laboratorio de I+D de  La Chaux-De-Fonds, Suiza, el MIKROGIRDER es el regulador mecánico más rápido jamás realizado y ensayado. Revolucionando tres siglos de convención relojera, en la forma que se genera, almacena y regula la energía mecánica, el MIKROGIRDER abre una prometedora nueva era de la relojería, con la posibilidad de unos movimientos nuevos potentes y economizadores de energía, precisos hasta las fracciones de tiempo más pequeñas.

 

Con una exactitud sin precedentes hasta 5/10.000ª de segundo, el MIKROGIRDER es un sistema regulador totalmente nuevo: un acoplamiento de brazo/viga con sistema excitador que funciona con un oscilador lineal (en lugar de la forma clásica de muelle espiral) que vibra isócronamente con un ángulo muy pequeño, a diferencia de un reloj tradicional, que vibra en un ángulo de hasta 320 grados.

 

Las ventajas son numerosas. En un sistema de espiral clásico, el efecto de gravedad debido a la masa tiene un efecto dominante. Con el MIKROGIRDER, el problema desaparece. No hay ninguna pérdida de amplitud y la frecuencia del movimiento puede ser modulada en un espectro de frecuencia más amplio, sin sobrecargar el suministro de energía. El resultado es un aumento significativo de la precisión (división del tiempo) y de las prestaciones técnicas (precisión de la frecuencia y estabilidad). El rendimiento energético del MIKROGIRDER permitirá a los cronógrafos TAG Heuer lograr ultra-altas frecuencias nunca antes soñadas. Están pendientes diez patentes en torno a este gran paso adelante.