Relojes suizos de lujo para caballero y señora
Relojes de caballero y señora fabricados por TAG Heuer

Cada reloj es un dechado de ingeniería de precisión, calidad y tradición deportiva. Este es el linaje de TAG Heuer, un legado sobre el que TAG Heuer asienta su liderazgo mundial en relojes y cronógrafos deportivos de lujo.

Los relojes suizos son famosos por su calidad y precisión. Y en el mundo de los relojes suizos, los relojes de marca para caballero y señora TAG Heuer son famosos no solo por su calidad y precisión, sino también por su diseño de vanguardia y su avanzada tecnología, por una tradición deportiva que inspira la búsqueda de la excelencia, y por la calidad de sus materiales.

Desde 1860, cuando Edouard Heuer abrió su primer taller en las montañas suizas, TAG Heuer ha sido siempre el pionero en el dominio de la precisión de los cronógrafos hasta las más ínfimas fracciones de segundo, y ha asombrado a los clientes y a la industria relojera con relojes como el Mikrograph de 1916, el primer cronómetro deportivo del mundo con precisión de una centésima de segundo. O más recientemente con el Mikrotimer Flying 1000, el único cronógrafo mecánico capaz de medir e indicar las milésimas de segundo. O en 2012, cuando el Mikrogirder Concept Watch maravilló al mundo con su precisión sin precedentes (cinco diezmilésimas de segundo). Hoy, TAG Heuer es la única marca de relojes suizos capaz de fabricar cronógrafos mecánicos y automáticos con esta fenomenal precisión de fracciones de segundo.

A lo largo de su historia, TAG Heuer ha estado siempre a la vanguardia del tiempo en tierra, mar y aire. Las innovaciones de TAG Heuer, desde los indicadores de la fecha a las agujas fly-back, han sido adoptadas por los principales fabricantes de relojes deportivos de lujo de todo el mundo. Fue Edouard Heuer quien inventó en 1886 el piñón oscilante para el Microtimer, un avance ahora fundamental en prácticamente la totalidad de los cronógrafos mecánicos contemporáneos. En 2004, el Monaco V4 concept watch reinventó el tiempo con las correas graduadas y los rodamientos de bolas, lo que le granjeó una muy entusiasta acogida en Ginebra.

Esta tradición de innovación premiada continúa con el TAG Heuer Pendulum de 2010. Un concepto tan revolucionario que subvirtió un principio vigente durante 300 años en la fabricación de relojes: el mecanismo de rueda de volante y muelle de espiral. Por primera vez en la historia de la relojería, las oscilaciones del volante no son generadas por un muelle de espiral, sino por un campo magnético. Una hazaña increíble. ¿De dónde viene la inspiración?

De una herencia rica y una implicación activa en el mundo del deporte. La larga relación de TAG Heuer con el automovilismo ya es leyenda: la escudería Ferrari en la década de 1970, los últimos 25 gloriosos años de McLaren en la Fórmula 1... El TAG Heuer Formula 1, el Monaco, el Carrera y el Grand Carrera Chronograph deben su rendimiento impecable a esta atracción por la velocidad y las prestaciones. Cada reloj es una obra maestra de diseño y fabricación, rendimiento y precisión.

Y del mundo acuático (vela, regatas oceánicas y submarinismo) procede el Aquaracer, el reloj deportivo indispensable. Los miembros del ORACLE Racing Team lucen orgullosos el Aquaracer en sus muñecas en su pugna por alzarse con la Copa América. Los valores del equipo (alto rendimiento y total precisión) se ven reflejados en su relación de colaboración con TAG Heuer.

Esta pasión por el deporte profesional llevó también al desarrollo de un modelo ultraligero, el Professional Sports Watch, y de la emblemática serie LINK. Y TAG Heuer, siempre en busca de la innovación, el rendimiento y el prestigio, se propone llegar aún más lejos. Una carrera en pos de la excelencia que se refleja en sus colaboraciones con campeones deportivos, embajadores de gran prestigio como la tenista Maria Sharapova o el campeón de Fórmula 1 Jenson Button. La glamourosa Cameron Diaz, el emblemático Steve McQueen, el actor chino Chen Dao Ming o el indio Shah Rukh Khan forman también parte de la carismática nómina de embajadores de TAG Heuer, todos ellos poseedores de los valores de integridad, pasión y excelencia que caracterizan a la marca.

Los relojes TAG Heuer para caballero combinan la innovación y el dominio de la precisión propios de la marca con su linaje de competición y materiales de la máxima calidad. Las mujeres también aprecian los valores de TAG Heuer de rendimiento y fiabilidad. Desde sus inicios, TAG Heuer ha diseñado relojes de mujer. Los relojes TAG Heuer para señora emplean materiales de lujo como diamantes, cerámica y madreperla para realzar la feminidad de sus portadoras con diseños elegantes y del máximo glamour.

11 JUN. TAG HEUER VUELVE A HACER HISTORIA EN LE MANS DE LA MANO DE PATRICK DEMPSEY

1970: Steve McQueen protagoniza el filme clásico Le Mans

2014: Patrick Dempsey toma el relevo…

En la vida real

Le Mans, 11 de junio de 2014. TAG Heuer y Dempsey Racing han sellado un acuerdo de colaboración a largo plazo este fin de semana, durante la celebración de las 24 Horas de Le Mans. Más de 40 años después de que Steve McQueen protagonizara la película Le Mans, todo un clásico del cine de carreras, luciendo un cronógrafo Monaco en su muñeca, el asfalto vuelve a pertenecer a TAG Heuer y Hollywood.

En realidad, TAG Heuer nunca se fue de los circuitos: en 1973, la Scuderia Ferrari lució con orgullo el logotipo de TAG Heuer en sus prototipos 312PB; en 2009, con Peugeot Sport, y en el periodo 2010-2013, con Audi Sport, la marca conquistó cinco títulos.

Este año, la marca pionera de la relojería suiza ha decidido participar en la carrera de resistencia más prestigiosa del mundo respaldando a Dempsey Racing que, en colaboración con Proton Competition, compite en la edición de este año con los pilotos del equipo Patrick Dempsey, Joe Foster y Patrick Long.

Dempsey, el propietario del equipo, es, además de un popular actor de Hollywood y protagonista de la serie Anatomía de Grey, un consumado piloto internacional. Dempsey Racing y TAG Heuer, el líder mundial en cronógrafos, han iniciado un largo y fructífero acuerdo de colaboración en virtud de la cual la Manufactura relojera promocionará los logros del equipo de carreras en su nueva campaña publicitaria, y su emblemático escudo podrá verse en cada carrera en el bólido y en los trajes de carreras de los pilotos.

Más allá de su pasión por la velocidad, TAG Heuer y Dempsey Racing comparten el mismo espíritu de libertad e idénticos valores de rendimiento y coraje: «Estamos escribiendo una nueva y apasionante página de nuestra historia», comentó Stéphane Linder, director general de TAG Heuer. «No solo en las carreras de resistencia, sino también en la relojería. Por un lado, tenemos un actor que, como Steve McQueen antes que él, no se asusta ante el riesgo; y, por otro lado, una marca que nunca deja de maravillar, sorprender y apasionar.»

«Este nuevo acuerdo de colaboración abre para mí nuevas y magníficas perspectivas», comentó Dempsey. «La oportunidad es apasionante, pero la posibilidad de triunfar también conlleva algo de presión. Entrar a formar parte de la leyenda viva de TAG Heuer, que se remonta a Jo Siffert, Ayrton Senna y Alain Prost, me hace sentir humilde. Tendré que darlo todo y, tal como dice el eslogan de TAG Heuer, no ceder jamás a la presión.»

«La presión es manejable», dijo Jean-Claude Biver, responsable de la división de relojería de Moët Henessy - Louis Vuitton (LVMH). «Hay que tener fe, seguir avanzando y poner el corazón en ello. Si estás dispuesto a darlo todo, el mundo será tuyo.»

Con esta nueva colaboración, TAG Heuer vuelve a situarse en el centro de la historia del automovilismo. Muchos campeones han lucido los colores de la marca durante todo el camino a la gloria, pero muy pocos de ellos lo han hecho al estilo de Hollywood. Dempsey Racing y TAG Heuer representan una nueva y apasionante expresión de pasión por el deporte y glamour.

DESCUBRA EL EMBLEMÁTICO RELOJ DE LA COLECCIÓN MONACO