04 . TAG HEUER AVANT-GARDE EYEWEAR OBTIENE EL PREMIO DE DISEÑO RED DOT CON SU NUEVO MODELO L-TYPE T

  • 1

TAG Heuer Avant-Garde Eyewear ha recibido una vez más el prestigioso premio de diseño Red Dot por uno de sus principales diseños de gafas: el L-TYPE T, el modelo más reciente de la avanzada serie L-TYPE.

Recibir este prestigiosísimo y exclusivo galardón Red Dot es un logro increíble por el que muchas compañías internacionales suspiran. Este cuarto premio Red Dot conquistado por TAG Heuer Avant-Garde Eyewear de nuevo pone de manifiesto el reconocimiento del sector y subraya la firme voluntad de mantener la perfección de todos y cada uno de los productos de la colección.

El premio al diseño Red Dot se entrega en el Design Zentrum Nordhein Wesfalen de Alemania. Las más de 4800 candidaturas recibidas, procedentes de 53 países diferentes, fueron exhaustivamente examinadas por un jurado compuesto por 40 ingenieros industriales de prestigio mundial. Como cada año, el jurado del Red Dot buscó denodadamente un diseño que fuera verdaderamente espectacular.

Y lo encontraron en el L-Type T de TAG Heuer Eyewear, el último fruto de los muchos años de investigación y desarrollo invertidos en las gafas L-Type LW, a su vez ganadoras del premio de diseño Red Dot en 2011. TAG Heuer Eyewear conquistó su primer premio de diseño Red Dot con el modelo Physics Sport Vision en 2002, el año en que TAG Heuer comercializó su primera colección de gafas. Cuando productos de este calibre se diseñan y fabrican artesanalmente en Francia, el reconocimiento llega por sí solo. La serie L-Type, uno de los productos más emblemáticos de TAG Heuer, sigue siendo una fuente de inspiración y despierta un profundo respeto en el sector. Se comercializó en 2006 con unos objetivos claramente orientados hacia una sola meta: convertirse en la máxima expresión de la excelencia.

La serie L-Type se elabora artesanalmente en Francia con los más exclusivos materiales y aplicando tecnología patentada para poner de manifiesto la esencia del linaje de TAG Heuer. La suave piel de becerro trabajada a mano se pespuntea en el exterior de las patillas para obtener la máxima calidad. El interior de las patillas se rellena de material elastómero para garantizar el máximo confort y un agarre sin deslizamiento. El logotipo de TAG Heuer, sutilmente repujado en la piel, luce discretamente.