EL ÓRGANO REGULADOR MECÁNICO MÁS RÁPIDO JAMÁS DISEÑADO

Como ocurre con la construcción de coches de carreras, la principal preocupación de la ingeniería de cronógrafos se centra en la precisión, la velocidad y la fiabilidad, que vienen determinadas por la potencia de oscilación del cronógrafo y por la construcción del mismo. Tradicionalmente, los osciladores empleados en la manufactura de cronógrafos vibraban a 3, 4 ó 5Hz, que equivalen a 21.600, 28.800 y 36.000 alternancias por hora respectivamente.

El Cronógrafo Concept Mikrotimer Flying 1000 lleva ese concepto todavía más lejos, mucho más allá de lo que nadie hubiera considerado posible — y de lo que todo el mundo decía que era imposible. Utilizando una compleja cinética diferencial, los relojeros e ingenieros de TAG Heuer han diseñado un sistema de frecuencia ultra-alta con un muelle oscilante de 500Hz que vibra a la extraordinaria velocidad de 3.600.000 alternancias por hora, 125 veces más deprisa que la mayoría de los cronógrafos mecánicos existentes creados hasta la fecha, y 10 veces más rápido que los anteriores plusmarquistas mundiales, el TAG Heuer Calibre 360 y el TAG Heuer Carrera Mikrograph 1/100ª.

El Cronógrafo Concept Mikrotimer Flying 1000, realizado al 100% por TAG Heuer, aprovecha la construcción integrada del TAG Heuer Carrera Mikrograph 1/100ª y está equipado con dos escapes:

• Velocidad normal: 4Hz, 28.800 alternancias por hora, reserva de marcha de 42 horas.
• Velocidad ultra-rápida: 500 Hz, 3.600.000 alternancias por hora.
• Su tecnología está basada en 11 patentes en trámite, una cifra sin precedentes.

 

{$content}