Cronógrafo Calibre 360 watch

Cronógrafo Calibre 360

El único cronógrafo mecánico capaz de medir centésimas de segundo

El TAG Heuer Carrera Calibre 360 nace de la evolución del exclusivo linaje de cronógrafos TAG Heuer y de los víncu…

El TAG Heuer Carrera Calibre 360 nace de la evolución del exclusivo linaje de cronógrafos TAG Heuer y de los vínculos entre las colecciones TAG Heuer Carrera y las carreras automovilísticas. Un cronógrafo mecánico capaz de medir centésimas de segundo, dotado de un movimiento diez veces más rápido que el de cualquier otro reloj mecánico.

ORÍGENES

En 1916, TAG Heuer inventa el primer cronómetro mecánico dotado de una precisión de 1/100a de segundo, el Mikrograph.

En los años sesenta, Jack Heuer diseña el cronógrafo de pulsera TAG Heuer Carrera, en honor a la TAG Heuer Carrera Panamericana. Su diseño minimalista y funcional y su alta precisión lo convirtieron inmediatamente en un clásico.

En 2005, se presentó en la feria Baselworld el concept watch TAG Heuer Carrera Calibre 360. Es el resultado directo de 150 años de experiencia de TAG Heuer en el mundo de los cronógrafos mecánicos.

El Calibre 360 late con dos corazones: dos series de mecanismos de escape, que proporcionan al reloj una impresionante precisión dado que el cronógrafo no es tan sólo una sección añadida al cuerpo principal del reloj, sino un movimiento completamente independiente dotado de un volante de alta frecuencia que oscila a 360.000 alternancias por hora, superando en diez veces la frecuencia de cualquier otro movimiento relojero mecánico.

Tal precisión requiere 230 piezas independientes y un mecanismo de escape y de espiral extremadamente ligero y diminuto, cuyo diámetro es un 26% inferior al de un volante oscilante convencional. El Calibre 360 cuenta con nada menos que tres patentes internacionales:

  • El cronógrafo mecánico, capaz de medir centésimas de segundo
  • La corona bidireccional
  • Un complejo sistema de transmisión de la fecha

Funciones y características

El TAG Heuer Carrera Calibre 360 Concept Watch rinde homenaje a la colección TAG Heuer Carrera y al incomparable legado de TAG Heuer en el ámbito de los cronógrafos.

Diez veces más rápido que el movimiento de cualquier otro reloj mecánico

El Calibre 360 late con dos corazones: dos series de mecanismos de escape, que le permiten mantener con regularidad una frecuencia de 28.800 alternancias por hora y alcanzar las 360.000 alternancias por hora en modo cronógrafo, una frecuencia 10 veces superior a la del movimiento de cualquier otro reloj mecánico.

Nada menos que 3 patentes internacionales

El Tag Heuer Carrera Calibre 360 cuenta con nada menos que tres patentes internacionales:

•    el cronógrafo mecánico, capaz de medir centésimas de segundo
•    un sistema bidireccional para la puesta a cero y para la corona mediante el cual  una única corona controla el reloj automático y el cronógrafo mecánico, además de las funciones de fecha y hora
•    el complejo sistema de transmisión de la fecha

Tradición estilística junto a la más avanzada tecnología

 

Inspirado en los grandes cronógrafos TAG Heuer de antaño, el Tag Heuer Carrera Calibre 360 goza de un diseño optimizado que facilita su uso y su lectura. Posee un pulsador de gran tamaño que permite accionar el sistema de cuerda y el cronómetro, un contador de reserva de marcha de 100 horas a las 12 y un prominente contador de centésimas de segundo, ubicado a las 6.