BIOGRAFÍA

Kei Nishikori

Kei Nishikori empezó a jugar a tenis con cinco años en Japón, su país natal. En 2003 Nishikori se mudó a Estados Unidos persiguiendo su sueño de llegar a tenista profesional. Para ello se matriculó en un centro de entrenamiento y formación de fama mundial: las Academias IMG de Bradenton, Florida. Mientras entrenaba y mejoraba su capacidad en la Academia, Nishikori se encontró con el éxito en el circuito junior, en el que consiguió el título de dobles en el Abierto de Francia de 2006. Nishikori se hizo profesional en 2007. En 2008 consiguió su primera victoria profesional en el Torneo Internacional de Delray Beach. Ese mismo año la ATP le nombró Jugador Revelación del Año, siendo el primer jugador asiático en conseguir la distinción. Más recientemente Kei ha llevado su juego a un nuevo nivel: terminó 2011 con el destacable logro de derrotar al n.º 1 de la ATP, Novak Djokovic, siendo el primer tenista Japonés en vencer a un número 1 en categoría individual masculina. La temporada 2012 la ha empezado llegando a cuartos de final del Open de Australia, algo que ningún japonés conseguía desde 1968.

Kei sigue viviendo y entrenando, desde los 14 años, en las Academias IMG. Su equipo de representantes de IMG Tennis, división de la empresa global de deportes, comunicación y moda IMG Worldwide, gestiona su carrera fuera de las pistas y el desarrollo de su cartera de patrocinadores.

En palabras de Kei Nishikori, “Hay mucho en común entre la incansable búsqueda de la perfección de TAG Heuer y los valores que impulsan a los deportistas que perseguimos constantemente la victoria. Es para mí un gran honor unirme a la excepcional lista de atletas de primer nivel que han representado a TAG Heuer a lo largo de los años.”

Al realizar el anuncio, el Presidente y Director Ejecutivo de TAG Heuer Jean-Christophe Babin comentó “Kei ha invertido a lo largo de los años mucho esfuerzo y trabajo duro. Su pasión por el tenis es insaciable y tiene una fuerte voluntad que le impedirá pensar en arrojar la toalla. Para conseguir sus sueños se marca un objetivo elevado y, cuando lo alcanza, amplía sus horizontes y apunta a un objetivo aún más alto. Apoyaremos sus actividades futuras y esperamos una fructífera asociación con él.”

{$content}