BIOGRAFÍA

Karun Chandhok

Karun Chandhok, la sensación india de las pistas, puede presumir de poseer una carrera corta pero llena de récords. Tras convertirse en el año 2000 en el campeón de automovilismo más joven de la historia de India, un año después era el campeón más joven de la Fórmula Asia. Los siguientes tres años fueron testigos de la consolidación de Karun como uno de los aspirantes fijos a la victoria en la Fórmula 3 británica. Su trayectoria se vio jalonada de más victorias y récords hasta el campeonato asiático de Fórmula V6 de 2006.

 

 

La carrera automovilística de Chandhok crece en paralelo a la creciente presencia de la India en la Fórmula 1. Cuando la primera escudería india de Fórmula 1 se incorporó a la élite de este deporte en 2007, Chandhok pilotaba en la serie GP2, el “trampolín” oficial a la categoría reina. Ese año ganó el Gran Premio de Bélgica, logrando que el himno nacional indio sonara por primera vez en la historia en un Gran Premio de Fórmula 1.

 

 

Chandhok llamó la atención de los equipos de Fórmula Uno y el equipo Red Bull Racing invitó a Karun a probar su vehículo de F1 en 2007, convirtiéndolo a los 24 años en el más joven indio en hacerlo. Esa experiencia resultó útil en 2010 cuando Karun se unió a su antiguo compañero de GP2 Bruno Senna en el nuevo equipo F1 Hispania. Chandhok se enfrentó a una curva de aprendizaje muy empinada: conducir toda la temporada sin haber probado los coches no es una tarea fácil. Pero en la Formula 1 todo sucede alrededor de un riesgo calculado. Y ese año Chandhok demostró que había empleado su inteligencia y su talento natural en la prueba.

 

Karun Chandhok descubrió las carreras de Resistencia en 2012, y está desarrollando sus habilidades para las carreras y a la vez, alimentando los sueños de los jóvenes pilotos de todo el continente y más allá. Para ello cuenta con la extrema precisión de su reloj, el cronómetro automático TAG Heuer Grand Carrera Calibre 8 RS. Con su cronómetro certificado COSC y su sistema rotativo patentado, que indica una segunda zona horaria, el Grand Carrera encarna el linaje automovilístico de TAG Heuer y la máxima precisión en el cronometraje, característica de la marca.