ALBERT EINSTEIN EL GENIO

UN CAMINO SINGULAR HACIA EL ÉXITO

"Debes aprender todas las reglas del juego, y luego jugar mejor que todos los demás."

Antes de Albert Einstein, el tiempo era un concepto relativamente fácil de comprender: una línea recta, siempre en movimiento hacia adelante a un ritmo constante en un espacio uniforme, predecible e inmutable.

Desde Einstein, sin embargo, las cosas se han complicado, vigorizado y acelerado. El tiempo ya no es un concepto absoluto sino relativo, íntimamente ligado al lugar y la perspectiva del universo de cada observador. Su bomba de tiempo lo ha cambiado todo, incluidas nuestras nociones del aquí y el ahora. Ha hecho que el viaje en el tiempo sea plausible, y ha materializado el concepto de la atemporalidad...

...IGUAL QUE TAG HEUER

Ya en su juventud, Albert se rebeló contra las convenciones y chocó con la autoridad.
La escuela era aburrida; y los profesores, rígidos y nada estimulantes. Así que se esforzó lo mínimo, alimentando su creciente intelecto con una dieta permanente a base de Euclides y, de postre, libros y más libros de filosofía y física devorados con ansiedad. Vivió el fracaso a menudo y ya desde muy joven: primero fracasó el negocio de su padre, y posteriormente...

él suspendió el examen de entrada en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y, tras licenciarse finalmente, no logró obtener una plaza de profesor, a pesar de su desesperada búsqueda de dos años por toda Europa. Presa de la frustración, se vio obligado a rebajar sus expectativas y aceptar un puesto como oficinista auxiliar. Pero mientras su cuerpo estaba sentado en un despacho de la Oficina de Patentes Suizas en Berna, procesando patentes de mecanismos de cronometraje de precisión, su mente empezó a vagar de la sincronización de los relojes, los horarios de los trenes y los husos horarios al problema de la simultaneidad: trenes llegando a estaciones, observadores mirando sus relojes. Este fue el origen de un "experimento mental" que sacudió los cimientos de la física newtoniana y puso las bases sobre las que posteriormente se asentaron desde la energía nuclear hasta los viajes espaciales, pasando por las unidades USB, los smartphones y la Teoría del Todo. Su contribución no fue, no obstante, solo científica, sino también ética, ya que prestó apoyo a todo tipo de movimientos en favor de los derechos civiles. Consumado melómano, autor de cientos de artículos y libros científicos, abanderado de la paz, la libertad y la justicia, no es ninguna casualidad que su nombre sea hoy día sinónimo de "genio". Albert Einstein, como TAG Heuer en una escala mucho más modesta, fue un rompedor de moldes que rechazó las barreras y expandió los límites con creatividad y pasión. Él es la personificación de todos nuestros valores y aspiraciones.

LEER MÁS

EMBAJADORES

TAG Heuer lleva más de 150 años superando con éxito todos los retos a los que se ha enfrentado. La Manufactura ha puesto en entredicho las convenciones tradicionales de la industria relojera suiza, lo que le ha permitido alcanzar los más altos niveles de precisión y rendimiento. Estableciendo sus propias reglas, escogiendo su propio camino sin dejar nunca de avanzar, sin realizar la menor concesión ni ceder jamás ante la presión, como sus embajadores.